martes, 1 de agosto de 2017

PASEANDO POR LA HISTORIA : El compromiso de José Fernandez de Hijar y Bruxia de Bingen .



Don José Fernández de Híjar y Cabrera, hermano del señor de Híjar y natural de la misma villa, el que fue mayordomo de Juan II, tuvo que huir y bajo el nombre de Chema se traslado a Denia, el 29 de Diciembre  " anno domine de 1455 ", y bajo ese seudónimo volver a renacer, con la intención de recuperar su identidad perdida.

El 31 de Enero de 1456 al salir de su casa bien de mañana en busca del sustento diario, Bruxia de Bingen encuentra en la puerta a un juglar que le dedica una canción y le entrega un hermoso ramo de rosas. José Fernández de Híjar y Cabrera, el caballero que ha conocido algunas noches atrás en la taberna, le envía flores y música.

Bruxia de Bingen es descendiente de un antiguo linaje de poetas y trovadores, una noble familia inclinada desde siempre a las letras, y al mecenazgo cultural procedente del norte de Europa desde aquel oscuro tiempo de la legendaria Hildegard que fue conocida en su tiempo como la Sibila del Rhin.

El día anterior le ha declarado su amor de rodillas, ante los clientes que en ese momento estaban en la taberna. Bruxia aún no le ha contestado… le ha pedido tiempo. El caballero es muy agradable, educado, trabajador y simpático y Bruxia lo ve con buenos ojos, pero no está segura de que haya llegado el tiempo de comprometerse.  Se dirige al trabajo con el corazón saltándole en el pecho.

Durante la semana siguiente, piensa y vuelve a pensar…le han encantado las rosas y la canción…le gusta el caballero… le vuelve a ver repetidamente en las tabernas de Denia….le envía rosas y poemas todos los días… bueno no tiene que tomar ninguna decisión de momento, el caballero es educado y parece enamorado, seguro que también es paciente.Ella le ha dicho que tendrá que pensar, y él ha contestado que para él esa respuesta es suficiente…

Finalmente el caballero le anuncia que va a emprender un largo viaje, no tiene fecha de regreso aún y Bruxía piensa que quizás sí ha llegado el momento de comprometerse, al menos el caballero partirá con respuestas y no con incertidumbres.  Abre el baúl de su antepasada Hildegard, y rebusca entre todos los objetos y legajos, un presente con que agasajar al caballero, toma entre sus manos una preciosa miniatura, que en ese momento le parece que simboliza su amor y la envuelve cuidadosamente.

Luego convoca a sus amigos para esa misma noche en la taberna, desea que sean sus testigos. Es 6 de Febrero de 1456.  Cuando el caballero entra en la taberna, ella le pide que si aún lo desea, vuelva a hacerle la pregunta que le hizo la noche del 30 de Enero.  José Fernández de Híjar vuelve a arrodillarse ante ella y le reitera sus promesas de amor y su petición de matrimonio. Bruxía de Bingen contesta… sí quiero.

Dos días después, el caballero parte de viaje con destino incierto, pero el compromiso entre ambos es firme. Ella queda en Denia esperando su regreso. La boda se celebrará cuando el caballero regrese.


Autor : rrdenia.blogspot.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy curioso.