martes, 1 de agosto de 2017

LA ISLA DE LOS FAISANES , SEIS MESES DE ESPAÑA Y OTROS SEIS MESES DE FRANCIA . Autor : Lorenzo Calonge .


Entre Irún y Hendaya, sobre el río Bidasoa que separa a estas dos poblaciones fronterizas de España y Francia, respectivamente, se encuentra un territorio con un estatus muy peculiar y poco habitual en el mundo. Es la Isla de los Faisanes, el condominio más pequeño que se conoce. Sus 5.000 metros cuadrados pertenecen seis meses a España y otros seis meses a Francia desde hace más de un siglo. Este martes, precisamente, pasa mediante un sencillo trámite administrativo a manos galas, que se hace cargo de ella hasta finales de enero.

El islote no está habitado ni es visitable. La rutina, la normalidad y hasta el aburrimiento mandan en un lugar poco normal. Los curiosos lo contemplan desde ambas orillas, a apenas 50 metros; las embarcaciones y los piragüistas pasan de largo; y dentro solo acceden habitualmente los miembros de las Comandancias Navales de San Sebastián y de Bayona, responsables de su jurisdicción en cada turno. "Requiere pocas atenciones", afirma el comandante Rafael Prieto, encargado hasta junio de su administración. "La gente es muy respetuosa, no se cuela nadie, a pesar de que a veces la marea está tan baja que se puede pasar casi andando. Nosotros entramos cada cinco días para hacer reconocimientos visuales", añade el militar, que desmiente el bulo de que durante el periodo español exista el título de virrey de la Isla de los Faisanes.

En sus 215 metros de largo y 38 de ancho con forma ovalada, solo hay una treintena de chopos, algo de maleza, hierba corta, piedras y un monolito que recuerda su momento cumbre en la historia: aquí se firmó el 7 de noviembre de 1659 el Tratado de Paz de los Pirineos, que puso fin a un conflicto iniciado durante la Guerra de los Treinta Años. En virtud de una de las cláusulas, la corte española entregó a la francesa en este islote fluvial a la infanta María Teresa de Austria, hija de Felipe IV, para contraer matrimonio con Luis XIV, el Rey Sol. A lo largo de los siglos son varias las infantas casaderas y los prisioneros que ambos países se han entregado mutuamente en este lugar.


Autor :  Lorenzo Calonge.
www.elpais.com

No hay comentarios: