jueves, 29 de junio de 2017

PAGINA FINAL , UN RECUERDO A EMILIO GASTÓN . Autor : Diego Lasala Gerique.


Leo diariamente el Heraldo de Aragón , en uno de los diarios en la pagina final viene fotografiado y hablan de él, del que fue Justicia de Aragón, Don Emilio Gastón .

Abogado, amable y muy atento, yo lo conocí cuando por el servicio que realizaba iba a su domicilio en la entonces Calle Marina Moreno, 14.  No sabia su faceta de poeta, conmigo era muy amable él y su madre, quiza Don Emilio intuyó que también yo escribia poesia, estando en Hijar lo vi en el libro último publicado de Escritores Aragoneses, ahora lo veo en la pagina final de uno de los Heraldos, por mi leidos, deje de ir por su casa , mi nuevo servicio hizo dejara el reparto por la calle y debido a su simpatia voy a decir la siguiente anecdota  :    

En el Parque de la Paz de Zaragoza, se inauguró el monumento de la paz, una grandiosa y pesada paloma, vecino como yo era fui a la inauguración, entre mucha gente y multitud de asistentes vi al Primer Justicia de la democracia de Aragón, lo vi, como se cual es mi puesto y mi lugar, no me hubiera acercado a saludarlo, él me vio dejó la comitiva y se acerco donde yo estaba a saludarme y cruzar unas cuantas palabras conmigo .

Conoci muchas personas amables en mi servicio, enfrente del 14, estaba el 12, ambos edificios al principio de la Calle San Ignacio de Loyola, en el 12 los Sindicatos, al que uno de ellos lo visitaba constantemente, la hermosa dama que me atendia, muchisimas veces decian de mi, subiendome bien alto, a la vez sin ella saberlo, me tenia entre los tontos, deje de ir por Sindicatos y porque ella no se sonrojara, nunca le dije ni al despedirme, que quien constantemente ella atendia y lo tenia por listisimo, era de los que llamaba tontos.  Como sabia que yo escribia me regalaba folios con el membrete del sindicato, para que yo escribiera en ellos.

Conoci muchos abogados, uno de ellos estube con él una Semana Santa en la misa de las dieciocho horas de un Viernes Santo, él se encontraba de ejercicios espirituales, medicos, esposas y madres de estos, generales retirados, las hermanas representantes del Esperanto y otros muchos más.  En San Ignacio de Loyola en el 4 , la sastreria Palafox que ya la conoci en la calle de Canfranc, en esta Rosarito y su madre y el señor Delpon con las tijeras y el metro en la mano dispuesto a cortarte un traje, dos alcaldes de la democracia en Madre Vedruna 11 y Pedro Maria Ric 5, escritores, ingenieros, pianistas y torero en el Paseo de las Damas, y en el 28 de León XIII, la poeta escultura del hierro C. R. esposa de P.D .

No me olvido de ninguna de las calles que yo diariamente pasaba y visitaba a sus muchos moradores, pero debo de cortar el escrito, para no hacerlo muy extenso.


Autor : Diego Lasala Gerique .

No hay comentarios: