martes, 22 de noviembre de 2016

FALLECE EL PASTOR DE ANDORRA A LOS 101 AÑOS DE EDAD. Fuente : www.lacomarca.net


El mundo de la jota y los vecinos de Andorra están hoy de luto. Anoche fallecía en su casa José Iranzo, el Pastor de Andorra, a los 101 años. La capilla ardiente se instalará en la Casa de Cultura de la localidad. El reconocido jotero, de amplia y dilatada trayectoria, sobrepasaba el pasado 20 de octubre la barrera de los 100 años acompañado por sus familiares y amigos y por la peña el Cachirulo de la Villa Minera, que cada año obsequiaba con una tarta a José y también a su mujer Pascuala. Más de 100 años de experiencias y gratitud, que le han llevado a trasladar el potencial de la jota aragonesa a través de España, Europa y de diferentes países del mundo.

La trayectoria artística del cantador andorrano ha hecho de él uno los iconos más importantes y queridos de la jota aragonesa. Fue un oficial quien descubrió su portentosa voz en Zaragoza, mientras Iranzo hizo el servicio militar. Comenzó a tomar clases de canto de la mano de la gran cantadora Pascuala Perié y en 1943 llegó su primer gran premio al convertirse en triunfador del Certamen Oficial de Jota de Zaragoza. Durante los años 50 y 60 viajó por buena parte de Europa y América mostrando su arte junto al grupo de coros y Danzas de la Sección Femenina de Teruel. Sus viajes le catapultaron a la fama mundial convirtiéndolo en uno de los mejores embajadores que el Bajo Aragón haya podido tener.

 El Pastor regresó al Principal de Zaragoza en 1974, cuando logró ganar el Premio Extraordinario. José también fue nombrado Bajoaragonés de Honor de La Comarca en el año 2000. Su atronadora voz y su carácter afable, tranquilo y sencillo le granjearon el cariño de muchos. Además, logró hacer algo realmente difícil: ser profeta en su tierra. A pesar de sus éxitos nunca olvidó la tierra que le vio nacer y en la que construyó una vida feliz y en paz junto a su amada Pascuala Balaguer, quien también cumplió cien años en 2015, y a sus ovejas, la otra gran pasión de su vida.

El 20 de octubre de 2015, coincidiendo con el su 100 cumpleaños, joteros de toda la geografía aragonesa rindieron homenaje a José, con la celebración de un amplio programa de actividades dedicado al jotero. Más de 500 personas asistieron a este homenaje en el que participaron 15 grandes figuras del panorama actual de la jota entonando coplas popularizadas por el Pastor. José Iranzo, acompañado de su mujer y sus hijos, vivió el homenaje feliz y con mucha emoción.

Como bien decía la esposa de José Iranzo, Pascuala Balaguer, «bendita la casa en la que siempre hay gente entrando y saliendo». El cariño que profesaban al Pastor de Andorra se expandía por todo el territorio aragonés. «Estoy muy agradecido por todo este cariño. Nunca me he enfadado y creo que por eso tengo tantas amistades», decía José Iranzo, cuando cumplía 100 años.

Fuente : www.lacomarca.net
Lucia Peralta

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo un artista y sobre todo un buen hombre

Anónimo dijo...

Si, con casi 100 años, aún tuvo ánimo y fuerza suficiente como para cantarle esta jotica a mi madre que siempre recordaremos. Gracias...

Conchita.