domingo, 2 de julio de 2017

LAUDÍSTICAS, GRACIAS. Autor : Rafael Fernandez Tremps .


La orquesta Laudística de Híjar, Escatrón y Sástago ofreció un gran concierto el pasado sábado día 10 de junio para celebrar su fin de curso en Sástago. Siempre han tenido la capacidad de sorprendernos, pero este año se han puesto el listón muy alto.

Quizás, su habitual motivación se vio acrecentada con el objetivo de agasajar a Ángel con motivo de sus diez años en la dirección de las orquestas. Felicitación especial con la que quisieron agradecerle la bondad de sus enseñanzas, su cercanía o sus desvelos. 

Felicitación a la que nos sumamos y que hacemos extensiva a todos los componentes de tan extraordinario grupo. Así como al público asistente que lo disfrutó, tanto al de Sástago, como a los de Escatrón, Híjar y Urrea de Gaén, que también tuvieron la oportunidad de deleitarse en sus respectivos conciertos.

Cada vez más atrevidos,
más expertos cada día.
Atacando nuevos retos,
es tremenda su osadía. 
Resuelven dificultades
con garra y con energía…
Capaces, ilusionados,
cada vez son más artistas.

El secreto de sus éxitos,
aunque sospechas tenía,
hoy, por fin, lo descubrí.
Pues, han dado muchas pistas
a lo largo de estos años,
al mostrarnos la armonía
que reina entre todos ellos,
cultivada día a día.

Siendo cosa tan precisa
no es sencillo conseguirla.
Calculo que la conquistan
con esta filosofía:
a los conciertos y ensayos
se prestan con alegría,
disfrutan con lo que hacen,
tienen camaradería,
procederes que generan
grandes dosis de empatía.

Innova la juventud,
siendo la veteranía 
quien al final determina
con prudencia y con justicia.
Va el relevo poco a poco,
sin pérdidas de armonía.
Va creciendo el repertorio,
su diversidad se amplía.

Por tan brillante concierto
de sabrosas melodías,
felicitación merecen.
Sí, todos tienen usía
mas, permitirán que sea
más especial para Silvia, 
por su brillante actuación
en su estreno de solista,
y para su acompañante, 
de Híjar, genial guitarrista.

Además de numeroso,
sabiendo a qué venía,
el público supo estar 
mostrando su cortesía.
Un excelente baremo
que con aplausos precisa
el premio que les ofrece
por la música ofrecida.
Tengo aquí que precisar:
ovaciones recibían. 

Hablarles del repertorio,
muy largo resultaría.
A bote pronto, en global,
un experto nos diría:
un acierto su elección,
pensado con maestría.
Con más piezas que otros años,
más corto se nos hacía.

Aparece por las redes 
y tiene muchas visitas. 
Son grabaciones caseras, 
de móvil la mayoría.
Tomadas con voluntad
y sin ser especialista, 
que son muy de agradecer
mas, no les hacen justicia.

Dicho sea con perdón,
creo que soy realista,
de algunas, sirve la imagen.
Su sonido nos da pistas
de aquello que se interpreta.
Defiendo esta teoría:
su música, un placer;
en directo, una delicia.

Todo lo que aquí les digo,
no, no es dádiva gratuita.
Se lo han ganado con creces:
por su enorme valentía,
su entrega incondicional,
altruismo, gallardía…
Promotores de cultura,
portadores de alegría…


Rafael Fernández Tremps.
Sástago, junio, 2017 

3 comentarios:

  1. Precioso y merecido escrito. Si señor.

    ResponderEliminar
  2. me encanta la laudistica

    ResponderEliminar