miércoles, 8 de marzo de 2017

HIJAR , SECUENCIAS DE SU PASADO .


En los años 40, en la tienda de la Severina, en la Plaza de la Parroquia, se vendian cohetes y bengalas por el precio de una perragorda.

Durante décadas en la Calle Alta Virgen, la familia Peguero Morante ( Las Curicas ) tuvieron un negocio familiar para arreglar los puntos en las medias de las mujeres.  Para ello disponian de unas maquinas que seguramente todavia conservan , con las que facilitaban las tareas a las amas de casa.

 En el año 1790 existian en Hijar, 20 fabricantes de lana y 60 telares de hiladillos procedentes de la seda .

Existió un calabozo municipal, en la Plaza de Sorribas, en la que fue casa de Segundo Secanella y actualmente de la familia Tena - Yebra.

En las cuevas de Santa Bárbara, se secaban las higas, orejones y tomates y se colocaban sobre juncos.  Para la festividad de la Santa el 4 de Diciembre, se solian quemar los juncos, a lo que se denominaba, " quemar las cuevas ".

En la cueva existente en la Calle Paradas, hasta hace algunas décadas, con mucha frecuencia era visitada por los " quinquilleros ", donde llegaban con carros  y galgos, para arreglar cacerolas, platos rotos y tinajas.

En los años 50, en la Calle Estrecha 9 , se situaba la peluqueria de caballeros de Mauricio Romeo .

1 comentario:

  1. SI SI ME ACUERDO DE LOS QUINQUIS Y SUS PERROS.

    ResponderEliminar