viernes, 3 de febrero de 2017

IGLESIAS . Autora : Maruja Collados.


Varias iglesias tenía Hijar, algunas antiquisimas y de gran merito artistico, a las que el abandono junto al paso del tiempo y la guerra civil del año 1936 redujeron a escombros, al olvido y a su total desaparición.

La iglesia de San Blas, fundada en una de las puertas de la villa en 1513, segun una inscripción que tallada en piedra lucia en su exterior.  En ella estaba el Ligallo o Sociedad de los Pastores.

Era esta zona, precisamente la ocupada por los moros, que comprendia desde el comienzo de la carretera vieja hasta el barrio de San Blas en su totalidad.  A la derecha de la plaza estaba la mezquita, luego iglesia de la Magdalena, de memoria muy antigua, desaparecida y de la que no queda, como actualmente de la de San Blas, el menor vestigio.

Entre las notas de Don Florencio Jardiel, figura un escrito sobre La expulsión de los llamados moriscos en el Ducado de Hijar y la Bula de expulsión publicada por el Papa Clemente VII.

Aquellas piedras, aquellas plazas, las calles tortuosas y en punta, fueron transito y dominio moro.  Y si un día luce en el cielo la media luna, en una cuenta atras de siglos vuelven a surgir los pinaretes de la mezquita y la sombra de Abderrahmán besando las losas bajo la gracia suprema de los arcos y por la gracia de Alá.

¿ Qué seria de Abderrahmán, de Hixen, de Alhaquén . ?  Como nubes escaparón los moros ante el sol brillante del cristianismo, Hijar entera se hizo luz de aceite para arrancar brillo acerado a la espada del Batallador.  Hullerón los moriscos.  Los siglos trajeron y llevaron glorias y memorias.  En el cipres que crecia a la vera del arco de la mezquita se enredaban siete estrellas mientras el rio huia a la mar y la luna menguante lloraba nostalgias morunas.

En la hoy iglesia de San Antón, tuvieron los judios su sinagoga.  Contigua a ella podia verse la casa del Rabi, derribada y construida en su lugar una casa de factura moderna.  La iglesia de San Antón esta enclavada en la preciosa y amplisima plaza del mismo nombre que fue recinto del Mellah o barrio judio.

Asi como los moros únicamente se dedicaron al campo, los judios fueron más cultos y entre ellos hubo hombres de gran talla intelectual, como Judá Fenoquilla, que se convirtio al cristianismo llamandose Don Luis de Hijar.

De las imprentas judias de España la de Hijar fue la mas importante y de más productiva labor.  Las obras impresas por Elieser ben Alantansi conocidas son dos : Orach Chaim ( primera obra impresa ) por Elieser , que aparecio en 1485 y Johre Deha en 1487.  Después fueron impresos dos Pentateucos, uno de ellos en agosto de 1490 y otro en fecha próxima.  El primero presenta algunos grabados similares a los del Deuteronomio impreso por Abarham Mainon Zanete en 1482, por lo que pudo tratarse de la misma imprenta.

También por entonces se publicó el famoso Manuale Cesaraugusnum de la Diocesis de Zaragoza.  Hay historiadores que pretenden acreditar que dicho manual se edito en Zaragoza o Valencia, pero Jardiel prueba , con documentos, que se imprimio en Hijar en el siglo XV.

La iglesia de San Antón fue convertida en templo cristiano en 1492.  es obra mudéjar de una sola nave, con techumbre de una madera que se apoya a dos vertientes sobre los arcos.

Contenía algunos óleos de firmas de prestigio y uno, que sobresalia de los demas atrayendo la atención , colocado sobre la puerta de la sacristia, cuyo tema era un milagro atribuido a Fray Pedro Selleras Lozano.

La iglesia de San Valero, llamada antiguamente de la Santa Cruz.  Hoy ya no existe como tal, pero si hay una capilla bajo esta misma advocación en el Hogar Residencia de Ancianos.  esta situada en la parte baja y es de culto frecuente.

La iglesia de Nuestra Señora de Los Angeles, del convento de frailes franciscanos.  Desapareció la comunidad durante la última guerra civil y sus muros se demoronan lentamente.  Hay grandes paredones que se mantienen enhiestos frente a toda clase de agresiones climatologicas.  La maleza ha hecho pasto del entorno.  Crecen los matorrales libremente y se requiere un gran esfuerzo de imaginazión para recordar el blanco camino serpenteante teñido por las sombras movedizas de los enormes cipreses que lo enmarcaban para desembocar en la iglesia, frontispicio sencillo con hornacinas ocupadas por figuras de piedra, la Virgen y dos Santos, primorosamente talladas.

La iglesia del Santo Sepulcro data del siglo XVII , es construcción de ladrillo de una nave cubierta con bóveda de medio cañón con lunetas y cúpula en el crucero.  También en ella se cebó la guerra y era un dolor ver como las grietas se adentraban en su techumbre con grave riesgo y desmoronamiento.  Hoy, restaurada y limpia en ángulo del Parque Calvario.

Autora :  Maruja Collados.
Hijar, Muy Noble, Leal y Antiquisima.

2 comentarios:

El Calandino dijo...

Simplemente gracias, Maruja, para mi algunos de estos datos son nuevos.

Anónimo dijo...

Muy bueno.
También estaba la Iglesa de la Magdalena por San Braulio no??