lunes, 31 de octubre de 2016

UNAS VENTANAS QUE NO TIENEN QUIEN SE ASOME.

                                                     
          
                   
                     

Han pasado 80 años, que han pasado tan despacio, aún recuerdo cuando se fueron los frailes, y aqui quedaron sus recuerdos, sus libros, sus habitos, sus mermeladas y sus amigos.

Estas habitaciones quedaron llenos de tristeza y melancolia, por sus ventanas ya no se asoma nadie, cuando sale el sol al amanecer, solamente las palomas se detienen en su campanario, añorando otros tiempos , cuando los cantos de los franciscanos acompañaban sus vuelos entre ventana y ventana.

¿ Cuantos dormitorios tenia el convento ? ¿ Cual son las ventanas de la cocina ?  ¿ Y cuales las de su biblioteca ?.  Son preguntas, seguramente sin respuesta, porque han pasado tantos años, que ya no queda casi nadie, para que nos dijera la respuesta a nuestras preguntas.

Por sus ventanas, silba el viento a su paso , la nieve se aloja en su repisa, unos gorriones enamorados dan vuelta en su cortejo, en la seguridad que nadie ¿ nunca más ?, se asomara por sus ventanas.


Autor : eshijar.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen artículo.
Una pena que no se pueda poner esa zona segura (sin que se caiga nada más) para poder disfrutar de los restos del convento.

Anónimo dijo...

Menos barrio judio y más convento.

Anónimo dijo...

Somos muchos los que pensamos así. Es lamentable que se apoye tanto el barrio judio y lo cristiano lo dejemos de lado. Me encantan los reportajes que hacéis del convento. Que tiene muchas historias truculentas adormecida entre sus muros.

Anónimo dijo...

Tendrían que arreglar el convento como patrimonio histórico. Animo y a buscar dinero para arreglarlo.

Anónimo dijo...

Yo soy de la opinión de sumar. Si barrio juldio (san Antón, que es un barrio del pueblo muy interesante y con mucho encanto) y si convento. Por qué despreciar uno para valorar el otro?

Anónimo dijo...

El patrimonio se conserva y en este caso vamos muy tarde. El valor que tiene el barrio judio, lo demuestra que lo unico que se crea son peñas para fiestas. ¿Cuantas van ya 7-8?.
El dinero no se regala, no se puede esperar la subvencion, hay que moverse y no solo el ayuntamiento.
Cuantas veces se ha arreglado la plaza la villa, calle mayor, cuesta de la iglesia, algunas en mas de una ocasion.
Hay que hacer un plan urbanistico y ver que se quiere hacer en el pueblo para el futuro de nuestros hijos. ¿Que les dejaremos?