martes, 11 de octubre de 2016

SEMBLANZAS DE PERSONAJES DE HIJAR : Teresa Pina Montañes " La Gorretana ".

Teresa Pina Montañes " La Gorretana ".
Teresa Pina Montañés, conocida como Teresa “La Gorretana”, el apodo de su madre, nació en Híjar, en el Bajo Aragón turolense, hija de José y Luisa, agricultores. Era uno de los solares de la jota. Si a eso añadimos que probablemente heredó la gran voz que adornaba a su padre, miembro del coro del convento de los Ángeles de Híjar, no nos sorprenderá que con catorce años Teresa fuese ya alumna de la gran Pascuala Perié, profesora de la Escuela Municipal de Jota de Zaragoza desde su creación en enero de 1940. Teresa progresó rápidamente pues pronto llevó a cabo muchas actuaciones en Híjar y su comarca.

Sin embargo, el destino le deparaba a Teresa un alejamiento de su tierra aragonesa, aunque no de la jota. Todavía muy joven, pasó a residir en la ciudad de Valencia, donde vivían unas tías suyas y donde trabajaría de peluquera. Pero la jota volvería a no tardar mucho. En 1951, Adelino Gómez Latorre, turolense de Caminreal y presidente del Centro Aragonés de Valencia, promovió un concurso de jota cantada con el fin de dotar de profesor de canto a la sociedad que presidía. Pues bien, Teresa Pina fue la ganadora, e inició así su carrera docente en el canto.

Recordemos que ese mismo año se constituirán las escuelas de jota y rondalla del centro Aragonés del Puerto de Sagunto. No es casual, merced a la buena relación entre ambos centros Teresa Pina y Pablo Luis Maza, profesores de los cuadros de Valencia, serán también los primeros profesores de canto y baile, respectivamente, del Puerto de Sagunto, a donde se desplazarán semanalmente a impartir sus clases. Y desde entonces a hoy mismo, a través de sesenta y cinco años y sucesivos profesores, la cadena no se ha interrumpido en el Puerto de Sagunto.

Teresa representó en tierra valenciana la escuela de Pascuala Perié, pero ella misma creará escuela. Alumnos suyos fueron Manuel Lahuerta, Miguel Sánchez, Victorino izquierdo, Pepe López “Romualdo”… y Angelita Romero, que será su sucesora como profesora de canto. Su voz no sólo vive en el recuerdo de quienes la conocieron, afortunadamente está registrada también en los microsurcos de un disco de pizarra de la casa Columbia grabado en 1953, y en el que, junto a la cuerda pulsada de la rondalla del centro aragonés, entona dos jotas clásicas de su maestra “La Perié”, “Al clarear de la luna” y “la magallonera”, una jota con estribillo (“Aprieta bien el cántaro”) y otro estilo con letra del presidente del centro aragonés de Valencia, Adelino Gómez Latorre.

Con el canto y la enseñanza se iban desgranando los años, hasta que a principios de los años sesenta, Teresa contrajo matrimonio con Cipriano Solaz, panadero y socio del centro aragonés, y pasó a dedicarse exclusivamente a la empresa de su marido. Dejado el escenario, sólo cantaría en familia, si bien siempre recordó gozosamente su etapa artística que, según ella manifestó, le hizo muy feliz. Nunca abandonó su relación con Hijar, donde una vez jubilada pasaba los veranos en la casa heredada de sus padres. Enviudó y, finalmente, nos dejó en julio de 1999, siendo enterrada en Híjar.

Autor :  Cesar Rubio Belmonte.

No hay comentarios: