lunes, 24 de octubre de 2016

PASEANDO POR LA HISTORIA : Recordando el impuesto de la Estación Sanitaria de Abastos, popularmente llamado " El fielato ".


Esta semana , en nuestra sección de " Paseando por la historia " , queremos recordar un impuesto muy popular en los ayuntamientos de toda España, hasta los años 60, que era el  llamado como Estación Sanitaria de Abastos, popularmente llamado " el fielato ".

El fielato era el nombre popular que recibian las casetas de cobro, de los arbitrios y tasas municipales , sobre el tráfico de mercancias, aunque su nombre oficial era el de " estación sanitaria de abastos ", ya que ademas de su función recaudatoria servian también para ejercer un cierto control sanitario sobre los alimentos y mercancias que entraban en las localidades.

Estos impuestos , eran unos ingresos de los ayuntamientos, que de esta forma conseguian fondos, sin necesidad de prestamos financieros o de las arcas estatales, para poder asfaltar calles, arreglar jardines, construir alcantarillados, pagar el alumbrado publico y demas servicios municipales .

A principios de siglo , ( segun nos han informado ) existian unas casetas a la entrada del pueblo, donde se cobraba a los forasteros unas determinadas tasas por los géneros que portaban para su venta.  Se intentaba siempre controlar el comercio local, evitando el fraude o el contrabando de mercancias como el tabaco, alcohol o el cafe, estando exentos del pago de arbitrios de consumo, el carbón vegetal, la leña con destino a la industria, los cereales, granos y legumbres secas, los aceites medicinales.  Los comerciantes intentaban ocultar genero de forma artificiosa con la intención de defraudar.

En en los años 40, se cantaba una divertida estrofa en nuestra localidad que decia  :

" Vinieron los de abastos
se llevarón el tabaco
y nos dejaron sin fumar, ".

En nuestra localidad, desaparecieron estas casetas a la vera de caminos y carreteras, a la salida de los pueblos y esta función pasaron a desempeñarla en las mismas oficinas de los ayuntamientos.


Autor : eshijar.

2 comentarios:

  1. Muy interesante... me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Mi abuelo me contaba cosas muy parecidas a estas.

    ResponderEliminar